¿Pueden las aldeas remotas tener las mismas oportunidades que los centros urbanos? ¿Pueden los residentes rurales tener acceso a carreras, agua potable, salud, educación y comunicación – sin salir de sus aldeas? Aldeas Inteligentes cree que las personas que viven en aldeas remotas merecen las mismas oportunidades que todo el mundo. Las aldeas remotas se encuentran con frecuencia “sin conexión a la red” y no tienen un suministro confiable de energía para iluminar los hogares, cocinar, cargar teléfonos móviles o suministrar energía a las empresas. Las fuentes de energía que sí tienen, tales como lámparas de queroseno, suelen ser perjudiciales para su salud. Es posible que la red nacional nunca llegue a muchas de estas aldeas remotas, pero existen otras soluciones. Creemos que el acceso a la energía en comunidades sin conexión a la red puede cambiar vidas – pero sólo si se le implementa para el largo plazo e incluye la participación y capacitación de la comunidad. Todas las aldeas pueden ser “aldeas inteligentes”.

Aldeas Inteligentes tiene como objetivo proporcionar a los responsables de formular políticas, los donantes y las agencias de desarrollo que se ocupan del acceso a la energía rural, nuevas ideas sobre los verdaderos obstáculos para el acceso a la energía en las aldeas de los países en desarrollo – tecnológicos, financieros y políticos – y cómo pueden ser superados. Hemos optado por centrarnos en aldeas remotas sin conexión a la red donde las soluciones locales (sistemas basados en el hogar – o instituciones – y mini-redes) son a la vez más realistas y más baratos que la extensión de la red nacional. Nuestro objetivo es garantizar que el acceso a la energía se traduzca en desarrollo y en la creación de ‘aldeas inteligentes’ en las que muchos de los beneficios de la vida en las sociedades modernas estén a disposición de las comunidades rurales.